Escrito por Tendenzias

Baile “Monumental”

 13979_hp.jpg

Es cierto que el fútbol esta lleno de frases hechas, pero pocas tan ciertas como esa que dice “en los clásicos no hay favoritos”. River Plate estuvo a la altura de la circunstancias y paso por encima a Boca Junionrs. Los xeneises nunca terminaron de entender lo que se estaban jugando y los millonarios se olvidaron de la tabla de posiciones y salieron a jugar el partido como si fuera una final, como si fuera un superclásico.

River Plate se llevó el superclásico, con goles de Falcao y Ortega de penal, todos en el primer tiempo. Los millonarios se mostraron muy superiores a su rival superándolo en todas las lineas desde el primer minuto, sobre todo en la primera parte. En el segundo tiempo los locales pusieron el partido en el freezer, se dedicaron a mover la pelota y por momento dejaron en ridículo a los dirigidos por Russo.

El momento más polémico del partido se dió cuando Ortega ejecutó el penal y Mauricio Caranta lo atajo, sin embargo el mismo se tuvo que patear de vuelta  ya que el arbitro del partido Hector Baldassi sancionó un supuesto adelantamiento del portero de Boca. En vano fueron las multiples protestas de los jugadores como del cuerpo técnico de los visitantes, Ortega volvió a ejecutar y esta vez no falló.

Para colmo de males para Boca, cerca de la finalización de la primera parte se quedó con un hombre menos por la expulsión de Vanega tras dura entrada sobre Ferrari. Mención aparte merece el chico Buonanote, que jugó su primer superclásico como titular en primera y lo hizo de gran forma.

En fin, parece que el técnico Daniel Pasarella tiene un don especial para estos partidos en los últimos años ya que cuenta con una racha a favor importante. Para Boca lo único rescatable es que el puntero Independiente cayó en Rosario 2-1 ante Newels, por lo tanto se mantiene vivo en la lucha por el campeonato. De todas manera deberá mejorar mucho si quiere quedarse con el título.

Lo más interesante
Top 6
artículos
Síguenos