Escrito por Tendenzias

Boca Juniors pegó primero

 palermo.jpg

El pasado fin de semana se disputó una nueva edición del superclásico del fútbol argentino, otra vez se veían frente a frente las dos camisetas que más despiertan pasiones en ese país, hablamos de Boca Juniors y River Plate.

Esta vez se enfrentaron en la cuidad de Mar del Plata, con motivo del tradicional torneo de verano que los cinco grandes de Argentina disputan verano tras verano. El partido se jugó a estadio lleno, y con un marco de público que poco tenía que ver con un partido amistoso.

En lo estrictamente deportivo, Boca se llevó una merecida victoria por 2-0 ante un rival que sintió más el trabajo de pretemporada, y que se nota que se encuentra en un período de adaptación a su nuevo entrenador. Por su parte, los xeneises encontraron la diferencia en Riquelme, que sin dudas se trata del hombre más desequilibrante del fútbol argentino.

En fin, Boca Juniors fue un equipo más sólido, más compacto y de la mano de Riquelme hizo la diferencia. Los goles fueron anotados por Bataglia en la primera mitad, y por el “optimista del gol” Martín Palermo en la segunda parte, tas curiosa definición colgado del travesaño.

Ahora se volverán a ver las caras el próximo sábado en la cuidad de Mendoza.