Escrito por

Candidatos al Balón de Oro del Mundial Sudáfrica 2010: Franck Ribéry por Francia