Escrito por Tendenzias

El derby fue “merengue”

 casillas1.jpg

El Real Madrid se volvió a quedar con el derby de la capital tras derrotar al Atlético de Madrid por dos tantos contra cero, en el propio Vicente Calderón. Los merengues, mantiene de esta forma la “paternidad” que ya desde hace años perpetúa sobre su clásico rival en la capital.

Más allá del resultado, que es lo que más importa, el análisis del encuentro nos deja que el local mereció mejor suerte, es que fue el atlético el gozo de mayor cantidad de situaciones de gol, el que tuvo la posesión del balón en la mayoría de los pasajes del partido. Pero en esto del fútbol existe una frase tan antigua como cierta, “los goles no se merecen, se hacen”.

El Real, fue más práctico y efectivo, aguanto al rival en su campo y contragolpeó con velocidad e inteligencia. Básicamente hubo tres responsables de que el clásico fuera merengue: Raúl, que con su experiencia e interminable capacidad goleadora anotó el primer tanto luego de una extraordinaria jugada de Robinho, Casillas, que atajó hasta el viento, y por último Van Nistelrooy, que sentenció el resultado final. También se le podría adjudicar cierto porcentaje a los palos de la portería de Casillas, que sin dudas jugaron para el Real.

Por su parte, el conjunto colchonero quiso, pero no pudo, ni Forlán, ni Agüero pudieron batir a un inspirado casillas.