Escrito por

El Real se llevó una sorpresa y el Barcelona puede ponerse a tiro

 schuster.jpg

Ningún equipo es imbatible, frase tan antigua como el fútbol mismo, pero al mismo tiempo vigente. Con estas palabras se puede resumir lo que le sucedió al Real Madrid en su visita al modesto Almería.

Como es lógico en este tipo de encuentros, los equipos humildes, cuando juegan en su casa, ante su público contra un gigante como el Real, dejan todo, dan un plus que no se observa en otros partidos.

Los locales plantearon un partido casi perfecto de acuerdo a  sus posibilidades, y de acuerdo al rival que tenían en frente. Una gran labor defensiva, un conjunto solidario, presionando al rival con los dientes apretados, y con una efectividades ataque envidiable. En apenas 3 o 4 llegadas los locales convirtieron dos tantos (uno de ellos de penal) y se quedaron con un triunfo histórico, de esos que el hincha no olvidará fácilmente. Los goles fueron convertidos por Juanito y Negredo mediante pena capital.

Los merengues sintieron mucho las ausencias, sumado a que jugadores que venían jugando a gran nivel, hoy no repitieron, como el caso de Guti o Sneijder. De esta forma el Barcelona tiene una gran oportunidad de descontar puntos y ponerle un poco de emoción al final del campeonato.

 

Lo más interesante
Top 6
artículos
Síguenos