Escrito por

El Submarino Amarillo se quedó con el partido de la fecha

 villarreal-atletico.jpg

Un verdadero concierto de fútbol se vivió ayer en el Vicente Calderón, un verdadero regalo para aquellos aficionados que extrañan épocas de este deporte en donde la táctica, la estrategia no tenían la influencia de hoy en día, en donde se jugaba lúdicamente, en base al puro talento de los protagonistas, los futbolístas.

Es cierto, si nos ponemos exquisitos podríamos encontrar decenas de errores tácticos, defensivos e individuales, pero no vale la pena, esa tarea más bien les corresponderá a ambos entrenadores. Lo concreto es que el Villarreal se levó un partido increíble, se quedó con tres puntos de oro dado la magnitud del rival, que jugaba de visitante y que ambos están peleando en lo alto del campeonato.

El encuentro fue dramático hasta el propio final, de trámite cambiante en donde el Atlético comenzó mejor, más ordenado y de esa forma logró sacar ventaja mediante anotaciones de Pablo y Simao. Pero como era de esperar el submarino amarillo reaccionó y acortó distancias con un golaso de Rossi, el italiano a base de buenos rendimientos le devuelve la confianza al entrenador.

Nuevamente Aguero redondeo otra excelente actuación, y puso a su equipo 3-2 arriba, de esta forma parecía que el local se quedaba con el partido, que el resultado ya estaba cerrado, hasta que apareció Nihat, el turco fue el héroe de la tarde y a falta de muy poco para terminar el encuentro dio vuelta el resultado y puso el 3-4 definitivo.

De esta forma los dirigidos por Pellegrini confirman que están para cosas importantes, y el Atlético que pese a caer de local demostró que va a ser un durísimo obstáculo para cualquiera, y de no hay que descartarlo en la lucha por el título.