Escrito por Tendenzias

Riise enmudeció a Anfield

 riise.jpg

Ayer se diputó la primera semifinal entre el Liverpool y el Chelsea por un lugar en la final de La Champions League a disputarse en la ciudad de Moscú. El partido se disputó en Anfield, que presentaba un marco espectacular, repleto y eufórico.

El encuentro fue parejo, aunque los locales eran los que más proponía y se acercaban con mayor peligro sobre la portería defendida por Cech. Fernando Torres pudo abrir el tanteador, pero entre la mala puntería y el expediente portero del Chelsea lo evitaron.

El primer gol del partido lo marcó Dirk Kuyt a poco de culminar la primera parte. A esa altura los “reds” merecían la ventaja en el marcador, ya que fue el equipo que más quiso, que más arriesgó.

En la segunda mitad las cosas no cambiaron demasiado, los dirigidos por Rafa Benítez seguían proponiendo, y los “blues” intentaban acercarse a la portería de Reina sin mucho éxito. Pero cuando el encuentro se moría, cuando no faltaba nada y el público local se preparaba para festejar la victoria, Kalou envió un centro desde el banderín de corner y Riise se marcó el empate en su propia meta. Anfield quedó mudo, nadie lo podía creer, el Chelsea se llevó un valiosísimo empate sin casi merecerlo.