Escrito por

Si querida…

serbio.jpg

Ultimamente encontramos cosas “tragicómicas” en el ambiente del fútbol que, por ser anormales, acaparan al aficionado sacándolo de los fichajes, resultados o críticas.

En los últimos días podemos recordar al presidente de Albania decir que en su selección “son todos mafiosos” y que para jugar con ellos es mejor no ser representados. Luego un tenor inglés le pifió a la letra del himno croata en el partido rumbo a la Euro y terminó cantando una barbaridad!

La noticia que asombra hoy es la del Serbio Miroslav Djukic quien afirmó en las últimas horas: “Mi mujer no me permite aceptar el cargo de seleccionador serbio. En Serbia se sabe quien tiene la última palabra en casa”.

A su vez le ofrecieron continuar con su trabajo en el Partizán de Belgrado, donde dirige actualmente, pero tampoco lo ha convencido…bueno, a su mujer. En fin…¿un café querida?