Escrito por

Sorpresa en Alemania

oliver_kahn_1.jpg

Ayer por la noche  se disputó el partido de ida por las semifinales de la Copa UEFA entre el Bayern Munich y el Zenit. El encuentro se jugó en tierras alemanas y presentaba a el local como el gran favorito no sólo de esta llave semifinal, sino a de todo el torneo.

El Bayern no podía contar con una de sus máximas figura, hablamos del delantero campeón de mundo Luca Toni, quien padece de una lesión muscular que no le permitió llegar en forma para el partido.

Los alemanes lograron ponerse en ventaja a mediados de la primera parte cuando Ribery aprovecho el rebote luego de fallar el tiro penal y de esa forma los locales se iban al descanso con mayor tranquilidad, si bien tuvieron oportunidades para aumentar el marcador.

En la segunda mitad el equipo ruso salió con otra convicción al terreno, y tras un centro desde la izquierda el defensor Lucio cabeceó hacia su propia y decretó el empate definitivo que enmudeció a todo el público presente. El Bayern se fue con todo en busca de la igualdad pero sus delanteros carecieron de buena puntería.

Ahora la revancha será en Rusia, y el Zenit, que nadie lo tenía en sus planes puede dar un gran salto para quedarse con el trofeo.