Escrito por

Una tomadura de pelo!

romario-brasil.jpg

Si bien no es de nuestro agrado hablar de lo extra futbolístico hay que reconocer que la figura de esta noticia es de excepción. Se trata del veterano Romario, jugador que actualmente busca su gol nº 1000 para poder retirarse en paz.

Las críticas envidiosas de sus vecinos argentinos en lo que respecta a la suma de esos goles no es lo único que aparece en el camino del “romario maravilha”. Hace poco apareció la palabra “dopaje” identificada con un producto para la caída del cabello.

Claro, quizá se pregunten porque es que un producto para el cabello puede resultar motivo de dopaje. En realidad no es el producto el que genera la sospecha, si no que el mismo puede servir como camuflaje para otras drogas.

El jugador siempre fue identificado con su debilidad por la noche, el gusto por las mujeres y el alcohol, y su amor por el carnaval. Ahora quien fuese el mejor del mundo en su época puede terminar retirado por un “tónico” capilar…que injusticia!